Tambien pueden
escucharnos via:

DISCIPLINA COMPAÑERO!

Inti Cavero

“Quienes alcanzan el poder con demagogia terminan haciéndole pagar al país un precio muy caro” decía Adolfo Suárez, político español y vaya que tenía y tiene razón, la democracia frágil, fragmentada y prostituida ha generado una degradación de la política. El populismo y la demagogia minan la democracia y la socaban, permiten el nacimiento de los García Pérez, los Fujimori, los Acuña, los Toledo y demás politiqueros que no tienen como fin supremo el gobernar para el beneficio de la sociedad sino que tienen objetivos subalternos como ganar cuotas de poder y  enriquecerse con el botín llamado Estado.

 

Alan García es un experto demagogo, apela a los sentimientos, a la irracional estupidez del electorado para mentir descaradamente, funge de salvador, del mesías o iluminado, ensaya su repertorio atacando al contrincante, ventilando las debilidades del adversario para comparar y “disimular” sus falencias, utiliza un lenguaje sencillo pero contundente, engaña sin pavor pues como verdadero artista utiliza la oratoria para encandilar y engañar al frágil electorado con propuestas disque “verdaderas” y promesas que no resisten un análisis profundo pues resultan simples falacias o puro populismo.

 

Disciplina Compañero! Frase famosa del Aprismo con el que “exigen” el silencio de los correligionarios ante cualquier decisión o medida tomada por los “iluminados” del partido. Disciplina Compañero! Para acallar aunque sea la verdad, pasando por encima de la formación personal y profesional de los compañeros. Disciplina Compañero! y mutis total de la “manada”.

 

Así, el demagogo Alan García convenció no sólo a sus compañeros apristas sino a los correligionarios del PPC a firmar una Declaración Jurada de Renuncia a la Inmunidad Parlamentaria pues “es un acto sin precedentes…es un acto de valor, de convicción, para reconstruir la confianza en nuestro Congreso ante el país”…palmas compañeros!!!…palmas pepecistas!!!!…viva la Alianza Popular!…Alan Presidente!…es lo que se me ocurre, corazones inflados de orgullo por las muestras de coraje, convicción, lucha contra la corrupción, transparencia…que acto más desprendido de un tipo que practica todo lo contrario…qué demagogo este pobre diablo!.

 

Y este CUENTO continua, porque con toda desfachatez, renunciando a sus convicciones, declinando a su formación personal y académica (bachilleres, magísteres y doctores), los aspirantes al congreso por Alianza Popular, cual borregos (no imagino otro término), firmaron sus respectivas renuncias a la inmunidad parlamentaria y para hacer gala de ese acto trascendental lo publicaron en las redes sociales, retando incluso a los demás aspirantes al desprestigiado Congreso a “imitar” tan heroico acto de transparencia…demagogia…pura demagogia.

 

La Inmunidad Parlamentaria NO ES UN DERECHO DE LOS CONGRESISTAS SINO DEL CONGRESO tal y como señala el Dr. Jorge Campana Ríos  “la inmunidad no constituye un derecho subjetivo ni un privilegio personal del parlamentario sino que es una prerrogativa institucional…” por tanto, es una falacia, es un “saludo a la bandera”, burdas palabras, “engaña muchachos”, el doctor en demagogia nos trata de estúpidos, tontos o taimados, así que amig@ lector ya estamos cansados de populismo y demagogia, estamos cansados de Alan García…si tan solo los apristas se unieran y fundieran a este parlanchín el APRA comenzaría el retorno a lo que fue, un verdadero partido, pues en la actualidad NO EXISTEN PARTIDOS porque los actuales son “Partidos sin principios, vaciados de todo contenido programático…” y que sólo buscan llegar al poder  a como dé lugar, aliándose con quien quieran, postulando a quien ofrezca más dinero, vendiendo los escaños, sin importar las coincidencia ideológicas o programáticas. No olvidemos esta frase de Joan Baez “Si no peleas para acabar con la corrupción y la podredumbre, acabarás formando parte de ella”




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *